¿Pueden las sopas ayudarte a perder peso?

Como parte de una dieta equilibrada que se mantiene dentro de tus metas diarias de calorías, la sopa es una buena herramienta para perder peso.

Las personas que comen sopa como aperitivo tienden a comer menos del plato principal.

Muchas sopas a base de caldo son bajas en calorías y te llenan. La sopa también proporciona un aumento de nutrientes si pensamos en una sopa de verduras, aquella que contenga frijoles y proteínas magras.

a) Comer una sopa en la comida te hace comer menos

Comer un plato de sopa como aperitivo ayuda a las personas a consumir menos calorías durante el plato principal.

Preparar una sopa de verduras con caldo de pollo, brócoli, papas, coliflor, zanahorias y mantequilla bajos en sodio definitivamente te proporcionará nutrientes y te hará comer menos.

b) Es un refrigerio saludable

Comer un bocadillo entre comidas es una buena estrategia para perder peso siempre que te mantengas saludable y elijas una que tenga 100 calorías o menos.

La sopa es un buen refrigerio porque una porción de 1 taza de muchas sopas de verduras a base de caldo tiene de 56 a 122 calorías.

Esto incluye algunas sopas de verduras con carne de res y pollo. Si compras la sopa enlatada revisa la etiqueta de información nutricional para asegurarte de que la sopa que compres no contenga más calorías.

Lo más recomendable… prepara tu propia sopa casera.

c) Densidad de energía baja

Cuando elijas alimentos que tienen una pequeña cantidad de calorías por gramo, llamados alimentos de baja densidad energética, puedes comer más por menos calorías.

El contenido de agua sin calorías de la sopa y cualquier fibra de las verduras o los frijoles la convierten en un alimento de baja densidad energética.

Puedes calcular la densidad de energía dividiendo las calorías por porción por el peso de la porción en gramos.

Una puntuación de 0 a 0.6 es muy baja en densidad de energía y una calificación de 0.7 a 1.5 está en el rango bajo. Las sopas a base de caldo se clasifican en las categorías bajas y muy bajas.

d) Sentirse lleno por más tiempo

Las verduras y los frijoles u otra proteína magra, agregan aún más beneficios para bajar de peso. Las verduras y los frijoles contienen fibra que te ayuda a sentirte lleno al aumentar el volumen de los alimentos.

También te sentirás satisfecho por más tiempo porque la fibra disminuye la velocidad a la que los alimentos salen de tu estómago.

La proteína también retarda el movimiento de los alimentos fuera de tu estómago y tu cuerpo quema más calorías cuando digieres proteínas que con los carbohidratos.

REFERENCIAS: YouTube || KiwiLimón || Wikipedia

Resultado de imagen para sopa de verduras

Consejos

Evita las sopas a base de crema con alto contenido de grasa y ten cuidado con el sodio en la sopa enlatada.

Mantén un lote de sopa de verduras en tu refrigerador para que esté lista para recalentar para un refrigerio rápido, un aperitivo o una comida.

Haz un caldo de pollo con bajo contenido de sodio o caldo de verduras mezclado con salsa de jitomate.

Luego agrega cualquier tipo de verduras como espinacas picadas, zanahorias, judías verdes y cebollas a fuego lento al final… integra frijoles y listo!

Recuerda, entre más natural sea tu sopa, te ofrecerá mejores beneficios para ayudarte a bajar de peso.

Resultado de imagen para sopa de verduras

Visita KiwiLimón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *