• Qué es y en qué ayudan las pruebas de química sanguínea

    Las pruebas de química sanguínea son análisis de sangre que miden cantidades de ciertos químicos en una muestra de sangre.

    En estos estudios se muestra qué tan bien están funcionando ciertos órganos y pueden ayudar a encontrar anomalías.

    Las pruebas de química sanguínea también se pueden llamar paneles de química.

    Hay muchos tipos de pruebas de química sanguínea. Miden sustancias químicas como enzimas, electrolitos, grasas (también llamadas lípidos), hormonas, azúcares, proteínas, vitaminas y minerales. A menudo, varios productos químicos se agrupan y se miden al mismo tiempo.

    Se pueden utilizar diferentes pruebas para medir diferentes tipos de productos químicos. Las siguientes son algunas pruebas comunes que pueden realizarse:

    • Un panel de electrolito mide sodio, potasio, cloruro, magnesio, fosfato y bicarbonato.
    • Las pruebas de función renal (también llamadas panel renal) miden el nitrógeno ureico en sangre (BUN) y la creatinina.
    • Las pruebas de función hepática miden alanina aminotransferasa (ALT), fosfatasa alcalina (ALP), aspartato transaminasa (AST), bilirrubina, albúmina y proteína total.
    • Un panel metabólico básico (BMP) incluye un panel electrolítico y pruebas de función renal y también mide la glucosa y el calcio.
    • Un panel metabólico completo (CMP) incluye un panel de electrolitos, pruebas de función renal y pruebas de función hepática y también mide la glucosa y el calcio.

    ¿Por qué se realizan pruebas de química sanguínea?

    A menudo se realizan como parte de un chequeo de rutina, pero se pueden hacer en cualquier momento y se pueden hacer para:

    • Arrojar información sobre tu salud general
    • Verificar cómo funcionan ciertos órganos, como los riñones, el hígado y la tiroides
    • Revisar el balance electrolítico del cuerpo
    • Ayudar a diagnosticar enfermedades y condiciones
    • Proporcionar los niveles de sustancias químicas (una línea de base) para comparar con futuras pruebas de química sanguínea
    • Comprobar cómo está afectando ciertos órganos un tratamiento
    • Monitorear el cáncer u otra condición (como parte del seguimiento)

    Cómo se realizan las pruebas de química sanguínea

    La forma en que se prepara para las pruebas depende del tipo de sustancia química que se mide.

    Si es necesario, se te darán instrucciones especiales a seguir antes de realizarse estas pruebas.

    Es posible que te indiquen que no comas ni bebas nada (excepto agua) durante varias horas antes de realizarse las pruebas, a esto se le llama ayuno.

    Algunos medicamentos también pueden afectar los resultados de las pruebas. Se te puede pedir que dejes de tomar ciertos medicamentos antes de realizarte las pruebas. Comprueba si debes evitar algún medicamento y durante cuánto tiempo.

    Este tipo de pruebas se realizan en un laboratorio clínico en donde la sangre se recoge en un tubo y se etiqueta con tu nombre y otra información de identificación.

    FUENTE: YouTube || Olab || Medline Plus

    Resultado de imagen para sangre

    A veces se recoge más de un tubo de sangre. Se retira el torniquete y se retira la aguja. Puedes sentir una leve molestia cuando se retira la aguja.

    Se aplica presión en el área donde se insertó la aguja hasta que se detiene la sangre. Se puede poner una pequeña venda en el área.

    En general no hay problemas secundarios, sin embargo, hay que monitorear el punto por si se presenta hinchazón o infección.