Consejos para hacer que funcione una franquicia que viene como un negocio de “llave en mano”

Muchos nuevos propietarios de franquicias esperan comprar una franquicia lista con si fuera una caja envuelta para regalo y cuando abren esa caja esperan tener clientes esperando en la puerta de su negocio.

Para la mayoría de los franquiciados, ese no es el caso.

Debes invertir tiempo y energía en desarrollar la marca de la franquicia en el territorio o la región donde tienes licencia para operar.

Si bien el franquiciador respalda al franquiciado, el franquiciado todavía tiene que dedicar tiempo, esfuerzo y energía para hacer crecer el negocio en el mercado local.

La ventaja de tener una franquicia es que puedes evitar muchos de los errores que cometen los propietarios de pequeñas empresas porque existe una buena estructura de soporte.

Esto es especialmente cierto cuanto más maduro es un franquiciador.

Y entre las cosas terribles que solemos hacer cuando arrancamos una franquicia es esperar demasiado tiempo para delegar.

Cuando me decidí a ser parte de una de las franquicias educativas que es donde me desenvuelvo actualmente tardé demasiado para conseguir un asistente.

Yo estaba tratando de hacerlo todo por mi cuenta debido a que tenía un amplio trayecto recorrido previamente.

En algún momento me di cuenta de que pasaba mucho tiempo en mi negocio y poco tiempo en casa.

Finalmente comencé a contratar a más personas, confiando en los empleados y delegando trabajo, tal como debe ser.

Otro punto importante cuando se comienza un negocio y no es diferente en una franquicia, es recordar el consejo más importante sobre el viejo dicho de que “el cliente siempre tiene la razón”.

Video: YouTube || Más información : Harmon Hall y Entrepeneur 

La franquicia educativa que buscas está en Harmon Hall

Es una frase fácil de escuchar, pero hasta que no te conviertes en propietario de un negocio, realmente no tiene sentido.

Una vez que gastas tiempo, dinero y recursos para adquirir un cliente, es un lema muy importante para vivir.

Un buen consejo en este punto que he seguido es el prestar mucha atención a las críticas de los clientes que obtenemos para asegurarnos de que nuestros clientes siempre tengan la razón y que estén contentos.

Sin embargo, la vulnerabilidad es una parte inherente al comenzar un negocio.

No tendrás idea de lo que estás haciendo cuando comienzas por primera vez. Por lo que será mejor que aceptes este punto y aproveches cada oportunidad para aprender ya que el tiempo para el aprendizaje real es al principio.

Mejora tus habilidades blandas de los negocios desde el principio: gestión de conflictos, comunicación, gestión de prioridades y entrenamiento.

Como mencionamos al principio, cuando piensas en abrir una franquicia, probablemente te imagines una línea por la puerta el día de la inauguración.

Pero, a fin de cuentas, el franquiciado realmente necesita pensar en lo que la empresa puede manejar el día de la inauguración.

Una serie de personas que sale de la puerta de tu negocio es excelente, pero solo si el personal está listo para manejarla.

Tienes que hacer crecer el negocio estratégicamente. Piensa seriamente en las necesidades de marketing que tendrás. Todo se reduce a lograr un equilibrio.

Otro de los valiosos consejos que recibí el involucrarse con la comunidad, esta es una de las mejores formas de comercializar el negocio.

Asiste y participa en eventos, piensa también en aquellos eventos de recaudación de fondos comunitarios, esto te abre una puertas importantes y tu cliente potencial te verá con ojos diferentes al involucrarte directamente en tu comunidad.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *